jueves, 30 de octubre de 2008

Así es una clase de SPINNING

Así es una claseLas sesiones de Spinning duran 45 minutos. De éstos, entre 5 y 10 minutos se dedican al calentamiento, unos 25 o 30 minutos a la fase de trabajo, y los últimos 5-10 minutos a la bajada de pulsaciones y estiramientos de los músculos que se han trabajado. En Spinning se trabajan cinco zonas de energía: recuperación, fondo, fuerza, intervalos y día de carrera. El instructor dedica cada sesión a un tipo de trabajo diferente para ir preparando a los alumnos para el día de la carrera, una sesión especial en la que todos se marcan un gran reto, recogen los frutos de su entrenamiento y, sobre todo, se sienten auténticos campeones.

Cada participante puede marcar su propia resistencia y ritmo hasta llegar al máximo disfrute en cuanto a sensaciones y concentración mental. Los instructores de spinning, a diferencia de los de otros programas, planifican al milímetro el entrenamiento de sus alumnos: 3 días de spinning semanales, 48 semanas al año y cada clase con un perfil determinado que incluso comunican a los clientes antes de la sesión.

Las clases de Spinning son aptas para público de todas las edades. Lo importante es que la clase se realice según la forma física y características de cada alumno. Para ello, el monitor siempre estará pendiente de cada participante para ayudarle a cumplir sus objetivos personales, pero la regla de oro es saber hasta dónde podemos llegar nosotros mismos.

Según Robbie Ambrosini, Director Técnico del Programa Spinning en España, lo que diferencia al método spinning de otro tipo de sistemas de ciclo indoor es que “se trabaja de una forma segura y efectiva para el cliente, no buscamos machacarle en clase sino hacer que trabaje de una forma segura para su corazón”. “Spinning es el único sistema de cycling en el que se utilizan pulsómetros para controlar la frecuencia cardíaca de los alumnos durante la sesión”, dice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada